Saltar al contenido

AZAFATAS Y PROMOTORAS

¿Cual es la diferencia entre azafatas y promotoras?

El trabajo de una azafata y promotora es muy diferente. Por ello, vamos hacer un pequeño énfasis en las diferencias entre estos dos oficios, porque aunque en un principio parezca que sean lo mismo, hay notables distinciones entre estos dos tipos de empleo.

La disparidad fundamental que se hay entre estos dos formatos de atención al público es que las azafatas se destinan a atender, asesorar e informar sobre las actividades en ferias, congresos, convenciones y otros puntos específicos, como son los hoteles.

Mientras que las promotoras tienen una perspectiva más comercial, haciendo hincapié en promocionar el producto de la marca a la que se representa. Así pues, este formato laboral se destina a centros comerciales, supermercados, grandes superficies o cadenas empresariales.

Azafatas y promototras

¿Cómo es el trabajo de las promotoras de eventos?

Nuestras promotoras de eventos sociales son ideales para aquellas campañas en las que se requiera publicitar unos productos. Gracias a sus habilidades comunicativas, sus técnicas de persuasión y su personalidad extrovertida son capaces de adaptar y vender cualquier información a las necesidades y gustos de cualquier cliente potencial.

Para lograr este objetivo se ayudan de la formación que reciben de nuestra agencia, donde realizan cursos en los que nuestros trabajadores aprenden a emprender conversaciones con los viandantes con el fin de captar su atención e interés.

A continuación, cuando los viandantes son captados, se les enumeran los beneficios y características del articulo o muestra, a la vez que establecen una diálogo con ellos. Este último punto se utiliza para saber como encauzar el discurso en base a lo que están buscando los usuarios y así persuadirles con la campaña de marketing que se realice.

¿Qué ventajas tiene contratar una agencia de promotoras de eventos?

La ventaja es que este es un sistema de trabajo que va destinado a que los viandantes conozcan a la perfección los atributos de lo que se promociona, a la vez que se llevan una grata impresión del producto. De esta forma, se producirán varios efectos posibles en el usuario que ha conversado con nuestra promotora:

La primera es crearles una necesidad de compra.

La segunda es implementarle en su recuerdo el tipo de modelo representado en caso de que un futuro desease adquirirlo.

Trabajamos con todo tipos de formato. La elección de escoger que clase de promotora conviene mejor a su evento dependerá del propio acontecimiento, del fin que se busque, de las necesidades de la campaña en las que desarrollen su labor y por último de las propias injerencias de la marca a la que se representa.